Historia

Una estrategia holística y con vistas al futuro destaca a la Universitat Pompeu Fabra sobre las demás

Caso de éxito

Una estrategia holística y con vistas al futuro destaca a la Universitat Pompeu Fabra sobre las demás

Fundada en 1990, la Universitat Pompeu Fabra (UPF) es una fuente de orgullo para España y para Cataluña. Esta institución lidera el U-Ranking de universidades españolas [1], se encuentra entre las 300 mejores universidades del mundo según las clasificaciones de ShanghaiRanking y Times Higher Education, además de ser parte del Top20 de universidades jóvenes [2], entre otros reconocimientos. Algunos responsables de la universidad atribuyen muchos de sus éxitos a su compromiso dual entre su vertiente internacionalmente reconocida de investigación y la calidad educativa.

Para garantizar la continuidad de este éxito y mantenerse eles a su misión de ser un think tank para la comunidad [3], la universidad de embarcó en un proceso de desarrollo de un plan estratégico que ha durado varios años. La UPF encargó un estudio para analizar las mejores prácticas en educación superior así como una evaluación de sus prácticas internas. Con estos resultados por bandera, miembros de diferentes ámbitos de la institución se organizaron en grupos de trabajo cuyos resultados y prioridades se reflejaron en un plan estratégico a 10 años vista [4]. Esta hoja de ruta destaca la internacionalización, la educación personalizada, la innovación y la agilidad como sus principales pilares y es vista como una estrategia integral para atraer estudiantes de alto nivel y personal de todos los rincones del planeta que estén interesados y dispuestos a trabajar de forma cercana con la industria para resolver problemas globales de una forma socialmente responsable.

Necesidad de flexibilidad y calidad de primer nivel

Rosa Martí, responsable de administración del Centro de Innovación en el Aprendizaje y Conocimiento (CLIK por sus siglas en inglés, Center for Learning Innovation and Knowledge), explica que este equipo es un reflejo del compromiso de la universidad de trabajar de forma interdisciplinar para mejorar la enseñanza y el aprendizaje. Sus miembros están constantemente buscando formas de optimizar procesos y nuevas tendencias de innovación en pedagogía, lo que le llevó a ver en Turnitin una oportunidad para mejorar la calidad y la integridad de la escritura de los estudiantes.

“Sobre todo”, comenta Rosa, “Valoramos la creatividad y el trabajo original.”

Añade que, en ocasiones, los estudiantes necesitan un poco de ayuda para desarrollar sus trabajos y aprender a cómo hacer que sus trabajos alcancen el nivel esperado antes de entregar sus trabajos de fin de carrera.

En su conjunto, la UPF es una institución muy internacional, con 12.000 estudiantes de 40 países distintos y con un 44% de sus estudiantes de postgrado procedentes del extranjero. Rosa destaca también que “gracias al programa Erasmus y a otros acuerdos bilaterales, los estudiantes de la Universitat Pompeu Fabra tienen la posibilidad de adquirir experiencia profesional en el extranjero” , haciendo esta faceta de internacionalización de ida y vuelta.

La colaboración más allá de las fronteras presenta una oportunidad incuestionable, aunque hay diversos factores a tener en cuenta como, por ejemplo, la inclusión social, barreras idiomáticas o diferencias culturales entre otros. Estas variables pueden derivar en ocasiones en carencias de habilidades que pueden empujar a los estudiantes a desembocar en la deshonestidad académica como mecanismo de copia.

Para ser capaces de hacer crecer su popular programa internacional de forma sostenible, al igual que su excelencia en enseñanza e investigación, la UPF necesitaba una serie de prácticas y herramientas que pudieran ayudar a una población estudiantil muy diversa al mismo tiempo tiempo que reforzarán las habilidades académicas de forma flexible y segura.

Turnitin para la enseñanza y la investigación

Cuando la universidad empezó a usar Turnitin en 2012, diferentes departamentos, incluidos la biblioteca y tecnologías de la comunicación, se juntaron para ver cómo podían crear una estrategia de implementación y adopción que llegase a todos los miembros de la institución.

“Buscábamos una solución que pudiéramos usar con Moodle y, tras realizar algunas comparativas, concluimos que Turnitin era la mejor opción.”

Para el CLIK, Turnitin cubría todas las necesidades y requerimientos de su entorno de aprendizaje virtual, diseñado de forma flexible para acoger prácticas de docencia, MOOCs y materiales multilenguaje y multimedia. Como resultado, el equipo se volcó apoyando los esfuerzos multidepartamentales de implementación y adopción e hizo lo posible para asegurarsede que Turnitin fuera parte de los procesos más relevantes, intengrándolo con Moodlerooms.

Como consecuencia, los estudiantes pueden entregar sus trabajos fácilmente via Moodle, sabiendo que la originalidad de sus trabajos es comprobada comparándose con contenido web además de la robusta base de datos académica de Turnitin, tanto de otros estudiantes a nivel global como de publicaciones científicas. Si se encuentra alguna coincidencia, los alumnos pueden ver de forma clara si alguna referencia necesitase ser añadida o si alguna sección requiriera ser parafraseada. La idea es enseñarlos a defender la integridad académica y motivarlos a que reclamen la autoría de sus propias ideas en contraposición a las de otros autores.

Además de permitir la posibilidad de comprobar la originalidad de los trabajos de investigación e integrarse con otras herramientas, Rosa destaca que Turnitin les ofrece otros recursos útiles para apoyar un aprendizaje formativo.

“Sabemos que es una herramienta muy completa. Las opciones de corrección y retroalimentación son buenas, es muy fácil añadir comentarios y enviarlos de vuelta al estudiante.”

La miembro del equipo CLIK también resalta que los profesores encuentran útil el que diversas personas puedan trabajar con el mismo trabajo.

“Tiene una interfaz sencilla e interactiva que no hemos encontrado en otras soluciones.”

Resultados positivos para profesores y alumnos

Hace un par de años, este Centro de Innovación realizó un estudio a nivel interno en la universidad para analizar la efectividad de Turnitin. Los comentarios recibidos fueron positivos, destacando que en torno al 90% de los profesores que participaron pensaban que Turnitin era una muy buena opción para prevenir el plagio, con un 40% de ellos notando una visible disminución del mismo en los trabajos presentados.

“En el pasado, los estudiantes tenían que trabajar por intuición, mientras que ahora pueden saber con certeza qué cambios se requieren,” añade la responsable de administración.

“Nuestro modelo formativo es riguroso a la vez que innovador y personalizado. Queremos que los alumnos desarrollen su potencial al máximo.”

Rosa comenta que la universidad tiene un alto estándar para sus programas de investigación, con bastantes trabajos que han recibido un gran reconocimiento, y ahora están trabajando para asegurar que esos métodos de investigación se lleven también a las aulas. Reconoce que es fácil para los alumnos copiar y pegar, pero cree que sólo un 1% plagia a propósito. “El resto simplemente no sabe hacerlo mejor.” En ocasiones, esto prueba que hay una falta de habilidades y la necesidad de una formación y guía en las convenciones de las prácticas académicas, las cuales Turnitin pretende apoyar. Cuando lo introdujeron, los estudiantes tenían muchísimas preguntas. Ahora, como aclara Rosa, “no hay debate alguno, lo han aprendido bien.”

Un plan integral para tener éxito

Además del plan estratégico, la UPF cuenta con un código ético. Son pioneros en este aspecto, ya que son la primera universidad española que incorpora un código que explícitamente cita, además de definir claramente, la integridad académica.

“Quiero aclarar que tenemos clara la importancia de la integridad académica. Queremos transmitir este mensaje a nuestros estudiantes y pedirle a los profesores que expliquen que los trabajos pueden ser corregidos usando Turnitin. También ofrecemos formación para nuevos alumnos para asegurarnos de que adquieren las habilidades adecuadas para referenciar adecuadamente para que puedan desarrollar buenos hábitos de escritura académica desde el principio,” comenta Rosa.

Poco a poco, los profesores e investigadores están siendo ligados para trabajar hacia un objetivo común. El foco está en proteger la integridad del conocimiento compartido desde el periodo educativo hasta la publicación académica y contribuir a la investigación y la industria.

Desde el CLIK aclaran que no es fácil, pero es importante para avanzar.

“Intentamos sobrepasar los muros de la universidad. Vamos a otras universidades a aprender, y eso es algo que hace cambiar a la UPF. Tenemos que ser permeables y parte de la sociedad. Debemos aportar valor.”

¿La historia de la UPF le resulta familiar? Aprenda más sobre la Universitat Pompeu Fabra en https://www.upf.edu y descubra cómo Turnitin Feedback Studio puede ser la solución adecuada para su institución en turnitin.com/es.

1 U-Ranking. 2017. U-Ranking Spanish Universities. [ONLINE] Disponible en: http://www.u-ranking.es/en/analisis.php
2 Universitat Pompeu Fabra Barcelona. 2017. UPF in Rankings. [ONLINE] Disponible en: https://www.upf.edu/icaria-cei/en/rankings-national-international/. [Consultado 28 Junio 2017].
3 Universitat Pompeu Fabra Barcelona. 2017. Mission, Vision and Values. [ONLINE] Disponible en: https://www.upf.edu/en/web/plaestrategic/mission-vision- values. [Consultado 28 Junio 2017].
4 Universitat Pompeu Fabra Barcelona. 2017. Strategic Plan. [ONLINE] Disponible en: https://www.upf.edu/en/web/plaestrategic/presentation. [Consultado 27 Junio 2017].

[_upf:MEDIASTORE_LEAF]@166b842d
Buscábamos una solución que pudiéramos usar con Moodle y, tras realizar algunas comparativas, concluimos que Turnitin era la mejor opción.
Rosa Martí
Centro de Innovación en el Aprendizaje y Conocimiento
Universitat Pompeu Fabra

Universitat Pompeu Fabra
Barcelona